El Satanico Doctor Morell. El dealer de AdolfoHitler.

Una noche de esas tantas ke mi insomnio toma para si, descubrí luego de salir a la terraza y relajarme con un pipaso de skan ke la naturaleza del hombre siempre llevo a la intoxicación de su cuerpo por caminos naturales, hasta ke la famosa ciencia torno todo mucho más eficiente y mortal. Los antiguos consumían infusiones, las modernas corporaciones hicieron de ellas emprendimientos farmacológicos empleados en la lucha no solo de enfermedades históricas como el resfrió o la gripe. Sino ke agrandaron su negocio gracias al crecimiento inusitado de diferentes anomalías modernas. ¿Pero kienes administran estas recetas? Las empresas multinacionales obtiene los dividendos gracias  a la acción de colocadores esenciales de sus productos;  los médicos.

Detrás de todo gran hombre hay un buen médico de cabecera… La historia nos da la posibilidad de juzgar estos precedentes y echarle un ojo a la antítesis de lo dicho. Kizas este no sea un gran hombre… pero tampoco era bueno su médico.

Hoy keridos y radioactivos lectores ingresaremos por las puertitas del señor Theodore Morell, el Médico de Adolf Hitler

Hay ke inyectar al Führer

Hitler era el emblema de los guerreros alemanes, su imagen vigorosa y decidida era el ejemplo de la buena salud ke la juventud Hitleriana seguía y admiraba. Pero nada estaba más alejado de este ejemplo. Adolf sufría de una asombrosa adicción ke lo llevo a desvariar en los últimos tiempos de la guerra. En los finales de la guerra era una ruina física y el deliró era acompañado de un temblor inmanejable de su mano izkierda. Tanto era su consumo de medicamentos ke las tropas Rusa encontraron cientos de ellos en su bunker antes de su también, misteriosa desaparición corporal y su asombrosa aparición en forma de huesos, pocos huesos calcinados en manos del Kremlim… Pero el génesis de esta destrucción física y de carácter tiene un nombre Theodore Morell.

Catalogado por el circulo nazi como un charlatán, este médico inyectaba a Hitler grandes cantidades de sustancias creadas por él. En total Adolf Hitler tomo más de 70 medicamentos diferentes durante la guerra mundial. Hitler se vanagloriaba ke ni el gas ni las balas de la primera guerra mundial lo pudieron matar, pues su salud no conocía enfermedad alguna. Pero la realidad era diferente, era un hipocondriaco nervioso. Fue por rumores de las elites nazis ke Hitler se entero de la existencia de su próximo médico personal.220px-Morell

El Dr. Morell, nació el 22 de julio de 1886 en Tarsia, un pueblo en Alemania. Realizó sus estudios médicos en Múnich, Alemania, y París, Francia, donde se entrenó en ginecología y obstetricia y se dedicó a tratar enfermedades de la piel y urogenitales. A él se le describe como “venerólogo”. Ejerció una práctica que fue muy lucrativa, patrocinada por empresarios, aristócratas, actores y cantantes de la época. Era conocido por ser polifarmaceuta, especialmente por sus inyecciones de glucosa al 20% intravenosa.

El cuadro de Hitler no era muy complejo, siempre sufría de calambres en la zona abdominal, esto podía ser porke era un vegetariano muy especial, le gustaba muchos los porotos, y los debía comer en puré porke sus dientes estaban en muy malas condiciones, sufría de padecimientos de muelas y gingivitis. Tenía un aliento terrible y constantemente se le revolvía el estomago. Y más a sus colaboradores cuando este le hablaba. La caca de Hitler era de un color  sucio café gris largo y blando, según los análisis médicos encontrados por la inteligencia norteamericana. Además de todo esto sus pedos eran terribles.

Con este problema llega Hitler al Doc. Morell, este le receta un medicamento llamado Mutaflor, el médico creía ke la única forma de curarlo de este cuadro era introducir bacterias buenas de otro estomago para combatir las malas en el órgano de su paciente. (Mutaflor fue desarrollada en la primera guerra mundial sobre estudios de eses de un soldado alemán).

El tratamiento de este doctor ke mezclaba la cortesía con la autoridad parecía funcionar. Hitler comenzó a tener una confianza en este tracio regordete y pardo, muy lejos de su idea aria.

descarga

Hitler dijo en 1936.  “El doctor Morell me curo, mientras ke recibía el tratamiento ekivocado de otras personas.” En 1937 es nombrado como médico personal del Führer.  Algunos de sus medicamentos recetados hoy se usan en veterinaria. Morell mando a diseñar un traje militar, pues el no tenia grado alguno. En su cuello tenía una barra de esculapio como señal de su status. En el círculo nazi lo tomaban como un lenguaraz y se reían de sus ínfulas, pero también lo creían muy hábil manipulador. Con su doctor Hitler toma la decisión de entrar en Austria y Checoslovakia, luego en 1939 Alemania invade Polonia. En menos de un año toda Europa sufre el paso de la bota nazi.

Morell lleva detalladamente en un diario sobre su paciente Adolf Hitler. En el no solo cuenta con ke lo medica si no hace una detallada descripción de la descomposición física y mental del Führer. En esta documentación histórica está el detalle de los tratamientos consiguientes. Con estos escritos Morell keria cubrirse la espalda de la Gestapo por si su paciente moría.descarga (1)

Sanguijuelas como en el siglo 18 sobre las sienes del Führer.

Dice sobre el 7 de agosto de de 1941: “El Führer me llama para ke me presente de inmediato, me apresure; me dijo ke estaba sentado cuando su cabeza comenzó a dar vueltas, dijo “no se ke hay aki arriba” y se golpeo la frente “me siento tan extraño…” Para esa fecha Alemania solo estaba a dos meses de la invasión nefasta  a la Unión Soviética. La pérdidas humanas eran onerosas para la Alemania ke duraría 1000 años; Hitler expreso a uno de sus oficiales “Si hubiera sabido ke los rusos tenían tantos tanques, lo hubiera pensado dos veces”…Hitler estaba furioso con sus agencias de inteligencia. Relata Morell sobre este hecho: “Me dijo el Führer:” tuve una discusión tremenda no hace mucho tiempo, me puse terriblemente histérico y desde entonces me he desanimado”. Para combatir este estado Morell recurre a otro tratamiento no convencional, aplica sanguijuelas en las sienes de Hitler para succionar la “mala sangre” de su cabeza. El médico noto Hitler se hallaba conforme con esto. Este era un procedimiento antiguo, ke ya no se usaba hacia mas de cien años atrás. El resultado fue malo pues no pudo  lograr aplacar esos mareos, entonces Theodore recurre a procedimientos mas drásticos. Drogas fuertes, intento sedar a Hitler con barbitúricos (Brom-Nervacit).

Escribe Morell:”20 de agosto de agosto de 1941 Hitler estaba agitado sus manos temblaban, estaba aturdido, entonces le di de postre una cucharada de Brom-Nervacit después de eso durmió bien”. Hitler comenzó a usar el postre todas las noches…

Hitler cree ke es capaz de recuperarse contra los soviéticos y ordena un avance. Anota Morell en su diario: “29 de agosto de 1941, al Führer le aplicaron como siempre su inyección se siente bien.”  Para el año siguiente en el verano del 42, Hitler es dueño de Europa hasta el mediterráneo y tiene en su poder 1600 kilómetros de Rusia. El plan de La Solución estaba en marcha, todos los sujetos indeseables comenzaron a morir en sus usinas de muerte llamados campos de concentración. Para estas fechas no solo dormía con barbitúricos sino ke también se medicaba con una buena dosis de glucosa ke era un equivalente a tomar una coca cola para combatir la resaca cuando se levantaba. Comenzó primero a tragarla para después inyectársela. Hitler odiaba las tabletas de pastillas no las consideraba medicina. Por eso se inyectaba, pues decía ke eso era medicina seria. Además de esta se sumaba otro chute de complejos vitamínicos. Ya eran dos agujas diarias recibidas por los brazos del Führer. Unas de las frases más significativas de esta etapa de los procedimientos del doctor Morell fueron “¡¡Pásenme otra aguja ke se doblo de nuevo!!”

Hitler lleva a pasar las fiestas a su morada Berghof, entre las montañas a su doctor. La dependencia de su doctor era total.

El Maestro del Reich de las inyecciones imperiales.

Morell se hallaba en el circulo mas intimo de Hitler, pero sus detractores lo acusaban de sacamuelas y sucio, Eva Brown le decía constantemente a Hitler del olor ke desprendía su médico personal a lo ke este contestaba “no está a mi lado por su fragancia sino por mi salud” la inteligencia norteamericano lo califico como “un hombre con  costumbres de un gran cerdo”.

1395624020-0

A menudo eructaba y constantemente su flatulencias eran oídas y olidas por los comensales más selectos del circulo ke Hitler denominaba familia. En muchas filmaciones aparece el Satanico Doctor Morell junto a su paciente. A Morell el resto del circulo lo adiaba porke no era político, y no demostraba odio alguno a los judíos.  Jamás se implicaba en discusiones de esas, esto lo ponía en una situación incómoda pues esa órbita era el más nazi de todos. El era, por su aspecto, el antagonismo total de la idea nazi. Pero igual Morell aguantaba todo tipo de embates, tenía un ideal mucho más fuerte ke todos los demás, el dinero. Comienza a adueñarse de fábricas kimicas en Checoslovakia Hungría y la misma Alemania, opera en el negocio inmobiliario con las propiedades de las víctimas de la “arianisacion” de Europa, obtiene un contrato farmacéutico para proporcionar a las tropas un polvo anti liendres. Todo con el visto bueno de su paciente.  Pero hay un revés para los proyectos farmacéuticos de Morell, los reveses sufridos por Hitler a finales del 42, pierde África, sacrifica miles y miles de soldados en Estalingrado. Para estos días el doctor encuentra a Hitler apesadumbrado y mórbido, casi sumido en una depresión constante.

Escribe Morell “17 de diciembre de 1942 el Führer me dijo ke tiene una preocupación tras otra el día entero, dijo ke la madre patria es todo por lo ke vive, pero si él tiene una enfermedad terminal debería decirle”.  Hitler sabe ke puede perderlo todo y ke la guerra no está nada bien para Alemania, se siente derrotado por este estrés continuo, la derrota lo hace enfermar y su salud se deteriora estrepitosamente.

Escribe Morell “6 de junio de 1943, el Führer no durmió en toda la noche por sus ansiedades ayer por la mañana fue el comienzo de nuestros mayores contratakes en el frente del este (Rusia)”..”el 18 de junio el Führer pidió verme ha sido presa de feroces dolores estomacales desde la tres de la mañana. No ha dormido nada”. Es la etapa donde el médico recurre a drogas muchos más fuertes para calmar los dolores del paciente. Comienza a administrarle Eukodal ( tenia una base de morfina así como la heroína), Hitler la uso 24 veces.  Esta era un de las dieciséis drogas diferentes ke le daba Morell para sobrellevar al desbastado Führer. Lo más extraño ke le inyecto fue un extractó de semen de toro llamado Testoviron. Esto lo usaba como un viagra para sus encuentros íntimos con Eva Brown.

La cultura Nazi ponía en manifiesto sus cuerpos sanos y arios, pero la realidad de la sociedad alemana se hallaba en un espiral de consumo desorbitado de una droga popular, la meta anfetamina en cristal. El uso de esta droga comenzó en los frentes de batallas con un producto farmacéutico llamado Pervitin. Estas dosis eran ingeridas antes de las contiendas por los soldados nazis. Su uso era común también entre millones las mujeres trabajadoras y los adolecentes. Para el verano del 43 Morell le administra varias capsulas de Pervitin a Hitler para ke sobrelleve una reunión  muy importante para el transcurso de la guerra; la cumbre con Mussolini. Bastante drogado, Hitler le vocifera a un atónito Benito durante dos horas…images

1944 La sangre coagulada y su tratamiento según Morell.

Morell se da cuenta ke las arterias  del Führer no funcionan bien pues la sangre coagulada lo indica a través de los electrocardiograma. Esto se llama la enfermedad de la arteria coronaria. De allí venían los estadios de cansancio y ansiedad sumada al alto grado de estrés, ponían en una condición endeble al líder nazi. Es en esta parte del tratamiento ke lo único ke hace el doctor Morell es mantener en pie a un desvencijado Führer ke se había convertido en un anciano de la noche a la mañana. Comienza a medicarlo con estimulantes artificiales, Coramin y Cardiazol, drogas muy potentes ke afectan al sistema nervioso. Paro contrarrestar la impaciencia de los estimulantes, Morell también la administra sedantes. Durante todo 1944 el Führer utiliza una mezcla destructiva de anfetaminas y sedantes. Hitler comienza a tener actitudes desconcertantes, escribe Morell ke en varias ocasiones es llamado por el Führer para tomar te durante toda la noche hasta las 5 de la mañana.

La caída de un drogadicto

El 6 de junio de 1944 se realiza en las costas francesas el desembarco de Normandía, Hitler se entera cerca de 6 horas después de esto. Había estado despierto hasta las 3 de la mañana, se hallaba en Berghof junto a su ambiente intimo, pasando un largo verano entre las montañas. Morell no escribe nada sobre Normandía. El próximo escrito es del 20 julio de 1944 “un asesinato del Führer…” es una hermética declaración. ¿A ke se refería? Era las palabras de un atentado de akellos ke kerian paz pues la guerra era inútil e infame. Cuatro personas mueren en la habitación siniestrada pero el Führer se salva, pero sus tímpanos kedanron destrozados y a menudo goteaban sangre, las manos kemadas y las piernas presentaban lesiones. Hay muchas ejecuciones, Hitler estaba muy enojado por algo ke el preveía. Las dosis de medicamentos e inyecciones aumentaron como así las traiciones y la paranoia, Morell se dio cuenta ke su vida también estaba en peligro cuando un informe de la Gestapo llego a manos suya acusándolo de adminístrale un medicamento ke contenían estricnina (veneno de ratas). Pero Hitler no solo apoya a su médico sino ke hecha a los insidiosos. El apoyo y la adicción es total a Morell.  Con esto El Satanico Doctor Morell era dueño absoluto del Führer.

Pero su triunfo seria triturado por la caída incondicional de Alemania. Para febrero del 45 el Tercer Reich estaba condenado. Hitler estaba en su bunker de Berlín esperando el ataque final de los sovietico

Diario de Morell: “13 de febrero de 1945, el Führer se comportaba raro conmigo, básicamente estaba de mal humor y era cortante.” La salud de Hitler se había deteriorado notablemente, el problema estomakal, los problemas cardiacos y la presión arterial ke ya estaba mal, comenzó a agravarse. Morell ya había hecho su última jugada. Le había dado al Führer durante el último año una mezcla inyectable de su invención “Vitamotil Forte” este medicamento tenía entre sus componente uno muy poderoso, meta anfetamina en cristal. El Pervitin era esencial para su medicación, a esta altura Hitler era un adicto decidido de la meta.

En marzo Berlín planeaba la defensa final con niños, en una de las pasadas del Führer  a sus niños soldados se le nota el temblor incontrolable de su mano hiskierda. El Parkinson estaba jugando sus fichas. Esta enfermedad destruye la mente y el cuerpo.

Su cuerpo se puso rígido, su vos era débil, no podía pensar con la inmediatez ke rekeria los acontecimientos ke se aproximaban a su desenlace final. Esto lo puso en una dependencia total de su médico hasta el “final” se sus día en el Bunker de Berlín.

El final del delear, el final del adicto Furher.

Para finales de marzo el ejercito soviético se desplegaba sobre Berlín para el asalto final, en el Bunker del Führer. Morell sostiene una charla irreal con su paciente.Last officially authentic Adolf Hitler

“31 de marzo de 1945, sugerí ke escribiría un caso histórico, el Führer respondió; “Nunca estuve enfermo, entonces no hay nada sobre ke escribir”. Había perdido totalmente el contacto con la realidad sobre su colapso físico, también niega las cuestiones de la guerra. Aun cuando el 16 de abril los soviéticos al fin lanzaron sus ataque final. Berlín cayo a los pies de dos millones y medio de soviéticos. Los alemanes los esperaban con niños armados, eran justamente una fracción de los enemigos.

Hitler alejado de la realidad sostenía reuniones con algunos oficiales moviendo tropas, organizando contra ataques y ataques, con divisiones desplegadas en mapas, las cuales ya no existían. Vociferaba sobre la victoria por venir. Fantaseaba. En cuatro días los soviéticos se abrieron paso sobre las líneas de defensas enemigas. Parecía ke ya no tenían otra alternativa ke la muerte todos akellos ke se hallaban en el bunker, pero Morell era un oportunista…

El 21 de abril escribe su última entrada en su diario, es una palabra: “despido”.

Fue el ultimo favor de Hitler le dijo: “Vuelve a tu practica en la avenida Kudan” Morell le señala ke ya nada existe en Berlín el le responde: “Tomate un vuelo, y ve a algún lugar seguro”.

El 22 de abril Theodore Morell escapa de una Berlín arrasada, una ruina incendiada en medios de un colapso total hecha por la fuerza de fuego soviético. Bombardeos ingleses y norteamericanos no dejaron piedra sobre piedra de la capital Alemana. Morell cruzo el fuego y valiéndose de su status tomo el último avión ke salió de Berlín. Después de la guerra cayó en manos estadunidenses kienes lo encarcelaron e interrogaron.  Pero fue puesto en libertad sin ser acusado de ningún crimen. Murió en Alemania por problemas de salud relacionados con su obesidad.

Cuenta la leyenda ke solo después de ser abandonado por su doctor Hitler se desmorono y acepto la derrota. Les comunico a sus circulo mas intimo ke había decidido suicidarse, luego de esto nunca más se lo vio…

Hitler en definitiva, fue el adicto más destacado de una guerra en la cual las drogas eran de usos común en los dos frentes.

2 comentarios en “El Satanico Doctor Morell. El dealer de AdolfoHitler.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s