De el tiempo loco y sus “enigmas”…

“Inundaciones, evacuaciones y el principio de una polémica que ahonda la diferencia entre el Gobierno y el campo afecta al norte bonaerense. Buena parte de San Antonio de Areco, corazón de la tradición criolla, quedó bajo las aguas. Allí, nada más, 600 personas fueron rescatadas de sus casas, anegadas, y otras 2100 se autoevacuaron. Hubo 300 evacuados en Salto y 250 en Arrecifes. En Pergamino, un chico de 10 años se ahogó y un joven de 19 está desaparecido, arrastrado por la crecida de un arroyo. Y vastos tramos de las rutas 8 y 9 quedaron bajo las aguas. Ríos y arroyos se desbordaron como consecuencia del aumento del caudal en la cuenca del Paraná y, en las últimas horas, de las fuertes lluvias que afectaron la región”

Cual fue la respuesta de los referentes, tanto del sistema democrático como el del económico regional es decir el campo, leamos: “Los vecinos con experiencia dicen que se han construido canales irregulares en algunos campos para evitar que se inunden, pero ese agua que va por los canales desemboca en el centro de Areco”, señaló el gobernador. “Sino no hay otra manera, de acuerdo a lo que dice la intendenta, que es una mujer nacida acá y con muchos años de experiencia, de que la lluvia provoque lo que estamos viendo”, agregó Scioli. Alo que con un passing shot contesto la entidad presidida por Hugo Biolcati difundió un comunicado en el que lamentó la grave situación de los afectados en la zona y destacó “la imprudencia que supone lanzar acusaciones sin fundamentos evidentes sobre un sector social como el de los productores agropecuarios”.
“La mezquindad de la acusación responde sin duda a algún tipo de resentimiento político, pero nada tiene que ver con la gravísima inundación”, destacó. Resultado final, 3000 personas perdieron todo. ¿Y? Sigamos todo es noticia…

Los desplazados climaticos

Según un informe conjunto de la ONU y del Centro de Supervisión de Desplazamiento Interno, en Asia ocurrió el 80% de los desplazamientos relacionados con desastres naturales en 2008: más de cinco millones de personas por inundaciones en la India, casi dos millones en Filipinas por tormentas y cientos de miles en China y Myanmar debido a fuertes lluvias. Eso sin contar los 15 millones que dejó un terremoto en la provincia china de Sicuani. ¿Qué lejos no?. No crea señora, no se lo trague señor. Esto ocurre aca en el mismo planeta donde se inunda Areco, continuemos.Mientras tanto, en China el desierto de Gobi ya crece a un ritmo de 10.000 km2 al año. Situaciones similares ocurren en Marruecos, Túnez y Libia. En Egipto, la mitad de las tierras cultivables se salinizan, y en el Amazonas miles de personas se desplazan por las sequías. Y millones de habitantes en zonas costeras (el 60% de las 39 mayores ciudades del mundo se concentran allí) se verán forzados a emigrar cuando, dentro de 40 años, el nivel del mar se eleve varios centímetros.Para ese momento, entre 10 y 25 millones de personas habrán huido de sus hogares por inundaciones. Sólo en el delta del río Nilo, una subida de un metro en el nivel del agua obligará a huir a seis millones de personas. Pese a que las naciones desarrolladas son las máximas responsables del aumento de CO2 en la atmósfera, serán los países más pobres los que tendrán que afrontar las mayores consecuencias. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) estima que durante este siglo la temperatura media del planeta aumentará entre 2 y 4°C respecto de la era preindustrial. Esos niveles de calentamiento, que alterarán los patrones climáticos, se traducirán en situaciones límites cada vez más frecuentes. Y a millones de personas que se verán forzadas a abandonar sus hogares se les hará imposible el retorno. “Los países en vías de desarrollo no podrán hacer frente a esta carga adicional: los desplazados incrementarán la presión demográfica en zonas ya afectadas por las penurias”, alerta François Gemmene, del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales.

Copenhague

Tras casi dos semanas de negociaciones, la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático ha finalizado en Copenhague con un acuerdo de mínimos que no satisface prácticamente a nadie. La declaración final de la cumbre no obtuvo el respaldo de todos los países presentes en la capital danesaTras casi dos semanas de negociaciones, la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático ha finalizado en Copenhague con un acuerdo de mínimos que no satisface prácticamente a nadie. La declaración final de la cumbre no obtuvo el respaldo de todos los países presentes en la capital danesa. Finalmente, y para evitar el bloqueo de la conferencia, los delegados del pleno renunciaron al procedimiento habitual de votar todos los puntos acordados y optaron por una fórmula descafeinada de “tomar conocimiento” del documento. Eso sí, en el acuerdo se hace constar que Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Sudán lo rechazan. El texto, elaborado por un grupo de 28 países, entre ellos Estados Unidos, China, India y Brasil, incluye el objetivo de limitar a dos grados centígrados el calentamiento del planeta con respecto a los niveles de 1900, aunque no fija qué medidas se adoptarán para conseguirlo ni tampoco en qué plazo se llevará a cabo. De hecho, el acuerdo ni siquiera es vinculante. Es decir, no obliga a los países a cumplirlo. Además, la decisión de reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta el 2020 se ha pospuesto hasta el año que viene. Tampoco hay ninguna referencia a recortes en las emisiones en el horizonte de 2050…

Gente que sabe.

Todos concluyen que habrá un aumento de 4 grados para 2055 si las emisiones continúan aumentando a este ritmo. Incluso si tuviéramos mucha suerte esta misma situación sólo se retrasaría hasta 2070.
¿Cómo será el mundo con 4 grados más de media? El panorama expuesto por los 130 investigadores en el congreso celebrado en Oxford parece desolador. Un promedio de 4 grados significa un aumento de 15 grados en el polo norte. Los veranos en el Ártico serán tan acogedores como el valle de Napa en California.

El aumento del nivel del mar será de 1,4 metros, según Stefan Rahmstorf del Instituto para la Investigación del Cambio Climático de Potsdam. Incluso la predicción más optimista predice una subida de 0,65 metros para 2100, que colocaría a 190 millones de habitantes al año en peligro de sufrir inundaciones.
¿Hay esperanzas? Si se acuerda y se cumple por parte de todos reducir las emisiones un 3% anual a partir de ahora las temperaturas “sólo” subirían 2 grados. Algo ya de pos sí bastante negativo. Millones de personas que ahora viven en India y China dependen de las lluvias monzónicas para sus cultivos y para sus reservas de agua potable. El cambio climático cambiará este patrón de lluvias. Según el modelo de Anders Levermann de la Universidad de Potsdam, que refleja la física que controla los monzones, se producirá una mezcla entre monzones muy intensos y otros extremadamente secos, complicándose en extremo la planificación agrícola. Incluso peor, el fino aerosol de partículas liberadas a la atmósfera por parte de la quema de combustibles fósiles podría detener completamente las lluvias monzónicas en China central y norte de India.
Los monzones son generados por un fuerte gradiente de temperatura en la atmósfera donde el terreno cálido se encuentra con un océano frío. Bloqueando la luz solar (con este aerosol, por ejemplo) se enfría la costa y se disminuye este gradiente.
François Gemenne, del Instituto de Desarrollo sostenible y Relaciones Internacionales de París, espera que para 2050 la falta de agua y el aumento del nivel del mar fuerce a 200 millones de personas a dejar sus hogares. Se espera que haya millones de estos inmigrantes llamando a las puertas de los países occidentales más prósperos. En caso de desastre, como se predice, la gente más desfavorecida tendrá menos posibilidades de escapar y tendrán que luchar para sobrevivir en su país.
El cambio climático ya está forzando a la gente a emigrar. El aumento del nivel del mar está produciendo un éxodo desde Tuvalu, Kiribati, Papua Nueva Guinea y las islas Carteret. Mientras que la sequía hace lo mismo en Mauritania, Sudan, Gana y Kenya. La fusión del permafrost está expulsando a las personas que viven en ciertas regiones de Alaska y las inundaciones hacen lo propio en el delta de Bangladesh y en Vietnam.

Mientras tanto en Bueno Chaires…

El calor es insoportable, el 2010 comenzó hecho un infierno, la gente maldice el tiempo automáticamente. Bs As se a convertido en Costa Rica, bueno casi, sin contar que nosotros no vemos ninguno de los mares y que la humedad es atroz, pero el clima es tropical como en el lugar donde hoy vive mi compadre, llueve por la mañana y a las horas el sol y el calor atormentan a todos. La muletilla preferida es; “que tiempo loco” sin desmerecer a nadie, estaría bueno Bs As si por lo menos nos informáramos del porque de la locura del tiempo. Pero no, para que. El calor y la muerte de Sandro llenan los comentarios, mientras juego con mi hija de meses, recién bañada fresca como su sonrisa. La miro contra la estrellas, lo que dure todo esto importa, si los padre puede tener a sus hijos carcajeando cada ves que se le habla amorosamente, la vida por siglos puede dejar de ser un suplicio, pensar por ellos, para que puedan tener la misma posibilidad que nosotros, de ver a sus bebes contra el firmamento felices. Después que importa el después, si el futuro llego hace rato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s