Haciendo la patria traicionera. Hoy Sarmiento.

Cuando hablamos de la presidente, o de los anteriores y despotricamos o nos volvemos acérrimos enemigos de una imagen, la imagen, del poder de turno, sabemos porque puteamos o porque decimos lo que hablamos? Creo que no. Quien cree que es posible que este como los anteriores, salvo históricas y sepultadas presidencias, tenga iniciativa y decisión propia? Quienes son esos nombres y apellidos involucrados en las listas sabanas que nosotros, los protocolares segmentos de la democracia votamos como una obligación ajena y heredada vaya saber porque?,  Ir a votar esta instituido solo para arruinarnos alguna salida de fin de semana sin la mas mínima esperanza que algo cambie? Y los defensores de la mentira salen, abanderados del civismo a decir que un pueblo no puede dejar de usar el derecho al voto… Para que? Miremos el pasado, alguien recuerda que se voto la ultima ves, sigamos retrotrayéndonos, alguien sabe quien fue el vice  de Alfonsin?, no nos vayamos tan lejos, alguien sabe quienes fueron los concejales elegidos en su distrito?  Y esto es una forma de gobierno creíble? Quien es la presidenta de los Argentinos? Para quien trabaja? Quienes son los que reniegan por los medios escritos? Quienes son los mediáticos y los piqueteros devaluados que osan hablar por nosotros? Quien es el que vigila las calles por las noches? Quien es el que te roba? Alguien sabe quien es el asesino de ¿? Nadie, nadie esta de acuerdo con aquel, nadie sabe como salir o si sabe nadie lo escucha porque seguro la idea es contraria a estos negocios llamados sociedad, si todos quieren que funcione bien porque no ocurre? Alguien esta mintiendo? Si absolutamente, desde el principio de los tiempos, desde que apareció un súper héroe en Belén , carpintero e inmortal, como superman o como el sol o como el alma humana… Tan grande es la sensación de cuento paranoico y fantástico que cuando el agua comienza a escasear en zonas fuera de medio oriente y África, la NASA descubre agua en la luna, casualidad o un vulgar artilugio usado una y otra ves como el chupete con azúcar para los bebes.?

Volviendo al tema que nos une en estas oraciones, esta ud seguro que la inseguridad existe? Esta seguro que todos quieren robarle lo que gano honradamente mientras muchos trabajaban más que ud y no podían siquiera pensar en una buena educación para sus hijos delincuentes? Que pensaban, que sus ganancias eran gratis? Que mientras los pobres; delincuentes, se multiplicaban ud vivirían en un lugar alejado de la mierda negra que emana como manantiales la mugre y la basura social que los rodea y lentamente los asfixia? Malos augurios para la Argentina, dividida desde el comienzo, manejada por traidores, traidores primero a Fernando VII, traidores a Liniers, traidores a Moreno, traidores a Belgrano, traidores a San Martin, traidores a Dorrego, traidores a Quiroga, traidores a Peñalosa, traidores a Rosas, traidores a Avellaneda, traidores a Hirigoyen, traidores a Evita, traidores a Peron, traidores a Frondizi, traidores a Alfonsin traidores, traidores, traidores en el ERP, en Montoneros, en las Fuerzas Armadas. Y de repente, cuando llegamos a Mendez, ya no hay traición, es el momento donde todo el camino esta allanado, todo lo que se tenía que traicionar se traicionó, es hora de recoger los frutos. El peronismo que en su génesis fue el representante del pujante crecimiento de la clase obrera encomendada a ser la clase media, la que era capaz de tener cosas trabajando con salarios acordes a su desempeño, por arte de magia se vuelve homogéneo peligrosamente homogéneo, es hora de traicionar.. Desaparece esa clase (a fuerza de traiciones y desempleos, frutos de las anteriores) y es advenida por otra desconocida sin nombre y sin patria. en el peronismo hay lugar para todos, y ya no hay traidores a la patria, porque la patria no existe. La patria es un cuadro colgado en un despacho donde se paga coimas o se tira alguna secretaria, o se pone micrófonos para escuchar quien es mas traidor que quien, eso se paga en dólares y nadie quiere ser menos traidor. Ser traidor esta bien. Ser traidor es un filosofía de vida, en los trabajos los ascensos se  cuecen con traiciones, en el matrimonio las traiciones son comunes, entre amigos y matrimonios para enmarcar bien la idea, la traición es tan común como el dicho “nadie muere mocho”. Entonces, de que se sorprender los ricos, por la masa deforme que se les acerca para robarles lo que ganaron honradamente mientras los índices de pobreza subían hasta crear una nuevo subhumano el indigente, y que culpa tienen ambos?  Que culpa tiene el gerente de Mc Donald’s que ese asqueroso drogadicto de 15 años sea alguien sin futuro posible pues no se preparo como el, que pecado cometió si su sueldo es en dólares y su padre fue un laburante y el padre del ladrón fue un desocupado la mayor parte de la vida que convivió con el ladrón? Este es el sistema, no es lo mismo desde siempre?  No era previsible que tanta mano de obra esclava desocupada iba a traer este problema? Te matan por cualquier cosa, cualquier cosa!? Y rematan; “eso porque nunca te paso ojala que nunca te pase…” suena casi una amenaza de una victima a otra posible (hagamos fuerza así el odio se reproduce ) victima. Cualquier cosa; es ser un país lleno de chicos que no respetan absolutamente nada porque los formadores de ejemplo tampoco les importa un carajo a la vela? Cual es la solución, matarlos a todos; algo hay que hacer, esconder la basura bajo la alfombra, o si se puede en alguna fosa común, en el cinturón colapsado ecológico o en los ríos o en los mares.. Los sucesivos gobiernos norteamericanos utilizaron esa premisa, “efectos colaterales” le llamaron e hicieron una película para que el resto del mundo babeante sepa lo bueno que era hacer eso. Todavía están matando a todos, creo que no les va a alcanzar las balas… Mientras la patria traidora la que existe realmente, inventan peleas para la gilada, para los simios que miran tv y leen noticias de diarios por Internet…Uds creen que es real la guerra de los medios contra los K? Ilusos, todos juegan para el mismo lado. Ninguno de los dos da trabajo, ninguno organiza el país, ninguno forma pibes, ninguno da de comer a la gente que quieren exterminar, ninguno sabe quien soy yo, quien sos vos, quien es el. Pero todos nosotros sabemos quienes son ellos, o no…?

Para un Chileno nada mejor que Sarmiento.

 

Argentina debe ser uno de los casos mas llamativos de l historia Americana, único país que se desprendió de grandes cantidades de territorios regalándolos, o simplemente cediendo a lo que ocurría alrededor como un mero observador. Paso en todos los puntos geográficos del país, imaginemos que las “Provincias Unidas” nombre originario antes de Argentina, había heredado el Virreinato del Rio de la plata.

Pero el razonamiento de la casi parasitaria casta de Bs As comprendió que con el puerto era suficiente, esa salida al mar que lo acercaba a Europa y a los Estados Unidos.

Pero como todo regla hubo excepciones, en 1833 Juan Manuel de Rosas se puso al frente de su división y partió a la conquista del desierto en manos de los indios, esta fue una conquista de peleas y conciliaciones con los pueblos originarios, salvando las distancias con la famosa de Roca que se pareció mas a un genocidio, donde se vendía a familias bien indias e hijos sanos como mano de obra en los campos en las fastuosas estancias que se levantaron una ves “conquistado” el desierto, que de desierto no tenia nada porque mas de miles vivían pacíficamente en el.  Rosas llego en medio de un invierno riguroso ocupando efectivamente territorio hasta el Rio Negro, tras enviar una misión hasta Valcheta, punto mas al sur, para reafirmar que el dominio argentino seguía hasta los hielos eternos pasando el Estrecho de Magallanes. Así lo ratifica en la famosa proclama de el arroyo Naposta, el 25 de marzo de 1834, “Las bellas regiones que se extienden hasta la Cordillera de los Andes y las costas que se desenvuelven hasta el afamado Magallanes, quedan abiertas para nuestros hijos. Habéis excedido las esperanzas de Patria”.

En 1841 un tal George Mebon, norteamericano marino, según el mismo decía. Solicita al gobierno chileno una licencia para establecer en el Estrecho de Magallanes una empresa  de vapores para remolcar veleros¿?. El gobierno advierte a este caballero yanqui que las cosas no son muy claras y conforma una comisión para que se expida sobre la posible empresa, los mismos chilenos dudan sobre la mitad del estrecho “Están señaladas las cordilleras como lindes del territorio por la parte del Este y el Estrecho de Magallanes pertenece al país desde dichas cordilleras a las bocas de occidente. Toca por supuesto a la Confederación Argentina la otra parte”. Sic.

Pero Mebon como todo personaje Holiwodense no escatima esfuerzo para dar su golpe perfecto, el problema era convencer a los chilenos que ellos eran dueños del estrecho, debia crear cierto ambiente y echar algunas bases doctrinarias donde se asentase la estafa (muñeca Britanica que le dicen). Es allí donde aparece el muchachito de la película. Mebon pone el ojo a un exiliado argentino llamado Domingo Faustino Sarmiento. Este ha comentado graciosamente como Mebon lo apalabro para que con su frondosa pluma empujara a el gobierno chileno a tomar la decisión de apoderanse del accidente dominando la navegación del estrecho. Su prodigiosa prosa podría hacer mucho al respecto…

Y allí esta el muchachito de la película poniendo todo de si en diez virulentos artículos publicados en el diario “El Progreso” (fundado el 11 de noviembre de 1842 con abierto apoyo del presidente Manuel Bulnes) para poner en claro que chile estaba obligado imperiosamente a ocupar el estrecho y que Argentina no tenia ningún derecho sobre la zona. No llama la atención el chilenismo expresado por Sarmiento en ellos, lo que si es increíble es el feroz antiargentinismo que irradia la prosa del prócer¿?: “Los argentinos residentes en Chile proscriptos de su patria, pierden desde hoy la nacionalidad…La Patria no es el lugar que nos ha visto nacer, sino  a condición de ser el teatro en que se desenvuelve la existencia del hombre…Ahora no hay mas patria que Chile, para Chile debemos vivir solamente y en esta nueva afección deben ahogarse todas las antiguas afecciones nacionales..Hagamos dignos de ser admitidos entre los individuos de la gran familia chilena…”

Sarmiento en otros artículos se pone en campaña política para obtener algún beneficio personal como agradecimiento a estas arengas panfletarias; “No hemos trepitado en hacer de la colonización y de la navegación del Estrecho un asunto favorito de “El Progreso”. En recompensa de nuestros esfuerzos nos prometemos ser diputados cuanto menos, o alguna remota legislatura. Por la rica. Comercial y rendidora provincia de Magallanes, cuyos principios y población habremos favorecido tanto.” Dixit.

También habla sobre las lejanas islas, “La Inglaterra se estaciona en las Malvinas para ventilar después el derecho que para ello tenga. Seamos francos, su invasión es útil a la civilización y al progreso”.

El 21 de septiembre de 1843, ocupado Rosas en otros asuntos, la goleta Ancud ancla en Puerto Hambre dentro del Estrecho, y funda una población llamada Fuerte Bulnes.  Cabe recordar que Chile, la patria de Sarmiento, se quedo con el Estrecho en su totalidad y que nunca Don Faustino consiguio puesto administrativo gubernamental alguno en su soñada provincia de Magallanes, ni fue de visita a los lares por los cuales desenvolvió con maestría su pluma encontra de los intereses Argentinos. Lo que si logro fue la presidencia de su odiado pais de nacimiento…

Cuando ser Argentino no es Vergüenza si no orgullo y lucha; Hoy Raul Scalabrini Ortiz

Nota de Fernet Cartman’s:  Es fácil reconocer a los argentinos que dieron su vida para mostrar las verdaderas razones por las cuales la patria solo fue y es un simple partido de fútbol. Todos fueron desterrados o descalificados de la historia  oficial. Scalabrini fue uno de los cerebros mas revolucionarios de la historia Argentina, despegado de cualquier tufillo imperialista, netamente nacional. Es imposible ni siquiera acercar alguna idea que no se refiera a el pensamiento autóctono más político de la historia. Ni el propio San Martín pudo escapar de los revisionistas que lo mezclaron con logias pro británicas, Scalabrini es puro e inmaculado, sin dobleces históricos, nunca tendrá un Mitre para referirse a el como le convenga. Sus palabras son claras, certeras y argentinas. Es por eso que en los colegios no se estudia sus libros, el colegio es de Sarmiento, gran hacedor de empréstitos para el “crecimiento de la nación”. Es por eso que ni D’ Elia ni Tilingo ni las mujeres de cera de la tv (Mierta y Chupana) lo nombra, es por eso que los gobiernos democráticos y militares jamás leyeron uno de estos documentos EN UNA CADENA NACIONAL, es por eso que miles de argentino creen que solo es una calle. Ensucio las párrafos nombrando a esta gente pero es la única forma de poner en primer plano lo triste de nuestro presente. Scalabrini es una gema que en muy poco tiempo se podrá relucir, quizás sea tarde, pues cuando el pensaba los campos eran verdes, y la carne sobraba como toda las riquezas de este suelo. Eso ya paso, grandes zonas de nuestro país están inutilizadas por le boom sojero que mantiene esta mentira que ya lleva 10 años, los campos no podrán retornar a su estado de composición fructífera hasta dentro de 50 años, el petróleo a sido regalado a los monopolios, las llamada minería a cielo abierto contamina grandes y excepcionales cantidades de agua potable sin nombrar la contaminación y destrucción del medio ambiente, una de las costas marítimas mas ricas de Sudamérica a dejado de ser explotada por empresas nacionales para ser arrasada por agentes externos de exterminio y depredación. Nadie leyó a Scalabrini, nadie hasta ahora, puede salvarse a un país que manda a sus mas ilustres pensadores al arcon del olvido?,un país sin identidad nacional solo es tierra de nadie donde se capacitan los vivos. Vivos que vende algo que no es de su pertenencia, que hacen del ser argentino una calamidad para los que vivimos acá. Mientras tanto, mientras que nadie lee Scalabrini, la argentina se divide se particióna pero no para recuperar espacio y funcionar mejor, no, se divide para declararse la guerra absurda de negros cabezas y gente bien, acusaciones centenarias vuelven a sobresalir, mientras la peor sequía de la historia se cierne sobre los precios de los supermercados, el granero del mundo es el nuevo Sahara  y nadie cree que la vamos a pasar muy mal, en poco tiempo, nadie se da cuenta que el agua comenzó a escasear  que comer carne es un lujo, ni hablar de usar  aceite de maíz. Estamos en el borde y la tv muestra a personajes en una confrontación tan estupida como poco argentina. Nadie leyó a Scalabrini, pero yo si y por ahí uds también.

Fin de nota.

———————————————————————————-

Los malditos

Aviso publicado por Scalabrini Ortíz en enero de 1942 – Diario “La Prensa”

El 13/01/42 muchos amigos de Raúl quedan perplejos al leer el siguiente aviso en los ofrecidos de “La Prensa”:

“Caballero argentino, casado, de 44 años, con amplias relaciones, estudios universitarios, técnicos, una vasta cultura general, científica, literaria y filosófica, con experiencia general y profunda de nuestro ambiente económico y político, ex redactor de los principales diarios, autor de varios libros premiados y de investigaciones, aceptaría dirección, administración o consulta de empresa argentina, en planta o en proyecto, en los órdenes industria, comercial o agrario. Dirigirse a Raúl Scalabrini Ortiz, Calle Vergara 1355, Vicente López”.

scalabrini

Los datos del aviso son correctos. Estudios Terciarios: Es agrimensor. Ha trabajado en los principales diarios y revistas La Nación, El Diario de Láinez, Noticias Gráficas, El Mundo, El Hogar, Martín Fierro, La Gaceta del Sur.

Ha recibido el Segundo Premio Municipal por “El hombre que está solo y espera”, en 1931. Ha sido traducido al alemán, inglés e italiano. Ha dirigido un Diario “Reconquista” y prácticamente codirigido el semanario “Señales”. Ha dictado muchas conferencias. Ha publicado poesías en “La Gaceta del Sur”. Ha publicado un libro de cuentos “La Manga”.

Se ha vinculado con los hombres más importantes de su generación en lo literario (Borges, Mellea, Marechal, A. Storni, Macedonio Fernández) y del mundo político (E. Palacio. Jauretche, Gálvez, los hermanos Irazusta). Compañero de estudios de Gainza Paz, Saenz Valiente, el negro Uriburu (C. Universitario). Ha publicado libros de historia y economía: “Política Británica en el Río de la Plata”, “Historia de los Ferrocarriles”.

¿Por qué R.S.O pide trabajo y es desconocido para el público en general? ¿Por qué no tiene donde expresarse?. Es un maldito y él era consciente que eso se produciría: aislamiento, boicot, marginalidad, etc.. El había descubierto algo importante y sabía lo que le ocurriría. Fue conscientemente al silenciamiento.

Obra de Raúl Scalabrini Ortiz

  • 1923 “La Manga” (cuentos)
  • 1931 “El hombre que está solo y espera”
  • 1934 “La Gaceta de Buenos Aires” (artículos periodísticos)
  • 1935 “Señales” (artículos periodísticos)
  • 1936 “Política Británica en el Río de la Plata” (Cuaderno de FORJA)
  • 1937 “Los ferrocarriles, factor primordial de la independencia nacional”(folleto)
  • 1938 “El petróleo argentino” (Cuaderno de FORJA)
  • 1938 “Historia del Ferrocarril Central Córdoba” (Cuaderno de fORJA)
  • 1938 “Historia de los Ferrocarriles” (Revista Servir)
  • 1939 “Historia del Primer Empréstito” (Cuaderno de FORJA)
  • 1939 “Reconquista” (artículos periodísticos)
  • 1940 “Política británica en el Río de la Plata”
  • 1940 “Historia de los Ferrocarriles Argentinos”
  • 1942 “La gota de agua” (folleto)
  • 1946 “Los ferrocarriles deben ser del pueblo argentino”
  • 1946 “Defendamos los ferrocarriles del Estado” (folleto)
  • 1946 “Tierra sin nada, tierra de profetas” (poesías y ensayos)
  • 1948 “Yrigoyen y Perón, identidad de una línea histórica”(folleto)
  • 1948 “El capital, el hombre y la propiedad en la vieja y la nueva Constitución Argentina” (folleto)
  • 1950 “Perspectivas para una esperanza argentina” (folleto)
  • 1955/56 “El Líder” y “El Federalista”, “De Frente” (artículos periodísticos)
  • 1957 “Aquí se aprende a defender a la Patria” (folleto)
  • 1957/58 “Qué” (artículos periodísticos)
  • 1960 “Cuatro verdades sobre la crisis” (folleto)
  • 1965 “Bases para la Reconstrucción Nacional” (recopilación de artículos)
  • 1973 En Punta Alta (Pcia. de Buenos Aires) a cargo del Centro de Estudios Argentinos “Raúl Scalabrini Ortíz”, se publica la 1ra. Edición un apunte biográfico.

Raúl Scalabrini Ortiz nació en la ciudad de Corrientes cuando el siglo XIX tocaba a su fin (14 de febrero de 1898).

Su adolescencia y juventud transcurren bajo la presión del liberalismo conservador predominante.

Varios factores se conjugan, sin embargo, para que Raúl Scalabrini rompa la trama del pensamiento colonial. Por un lado, su militancia juvenil en un grupo llamado “Insurrexit”, de ideología marxista, le permite descubrir la importancia de los factores económicos y sociales en el desarrollo histórico. Por otro su permanente deambular por el país (por razones de trabajo viaja a La Pampa, Entre Ríos y Catamarca) lo salvan de encerrarse en una visión porteña y le enseñan cómo viven y cómo sueñan sus compatriotas. A esto se suma un viaje a París, a los veintiséis años, del cual regresa hondamente decepcionado, pues en la “Francia eterna” del “humanitarismo y los derechos del hombre” encuentra un enorme desdén por los latinoamericanos y una antidemocrática xenofobia de “pueblo elegido”.

Además, Scalabrini busca auténticamente “su verdad” y no se contenta con la gloria efímera que satisface a sus colegas de la pluma. En este aspecto, su maestro Macedonio Fernández lo orienta hacia una vida profunda, de altruismo y generosidad, donde lo individual se diluya en aras del beneficio colectivo. “Mis días eran extrañamente ajenos los unos a los otros… Les faltaba sometimiento a una sorpresa más grande que ellos mismos. Les faltaba subordinación a una fe”.

En esa búsqueda se halla Scalabrini cuando, en octubre de 1929, se desencadena la crisis económica mundial. El capitalismo hace agua por todos lados y millones de hombres son arrojados a la desocupación y al hambre. Los países desarrollados, envueltos en la crisis, amenguan sus efectos, descargándola sobre los países productores de materia prima. En la Argentina se desmorona “el granero del mundo”: caen los precios de las exportaciones y baja el peso. Desocupación, hambre, tuberculosis, delincuencia y suicidios señalan el inicio de la Década Infame.

Entonces el verdadero rostro del país vasallo se asoma a los ojos del prensador nacional que sepa verlo. Y mientras el resto de la inteligencia argentina juguetea con metáforas exquisitas, Raúl Scalabrini Ortiz emprende la tarea de demostrar la verdadera realidad nacional. Hasta poco tiempo atrás, también él se había enredado en la metafísica con “El hombre que está solo y espera”, pero ahora – 1932 – Scalabrini hunde profundamente el escalpelo del análisis en la patria vasalla e inicia la tarea de toda su vida. El pensamiento nacional, dormido desde hacía décadas, se pone en marcha.

Scalabrini se pregunta en primer lugar ¿Cómo es posible que en un país como la Argentina, productor de carnes y cereales, haya hambre?. De allí pasa a inventariar nuestras riquezas (ferrocarriles, frigoríficos, puertos, etc.) estudiando en cada caso quién es el propietario de los mismos y así llega a la conclusión de que los argentinos nada poseen, mientras el imperialismo inglés se lleva nuestras riquezas a precios bajísimos y nos vende sus productos encarecidos, mientras los ingleses nos succionan a través de seguros, fletes, dividendos, jugosa renta producto de su dominio sobre los resortes vitales de nuestra economía.

Como consecuencia de su participación en la Revolución Radical de Paso de los Libres, Scalabrini es desterrado a Europa en 1933. Desde allá, se aclara aún más el grado de sometimiento argentino al imperio, pues lo que los diarios ocultan en la Argentina, se dice en voz alta en Alemania o Italia, especialmente debido a las rivalidades interimperialistas. “Somos esclavos de los ingleses”, se repite una y otra vez Scalabrini, ya absolutamente convencido de que sus cifras son ciertas e irrefutables. Desde Alemania, en 1934, escribe sus primeros artículos en los que aborda en profundidad el problema clave de todo país semicolonial: la cuestión nacional.

Poco después, en 1935, ya de regreso del exilio se lanza decididamente a la lucha contra el imperialismo. Desde el periódico “Señales” y desde FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina) condena uno a uno todos los decretos de la entrega. A través de la conferencia, el libro y los artículos periodísticos, no cesa un instante, desde entonces, en denunciar la expoliación imperialista.

A través de las conferencias y los cuadernos de FORJA, Scalabrini se convierte en el gran fiscal de la entrega. Pero por sobre todos estos negociados, él apunta decididamente a la clave del sistema colonial: el ferrocarril. Esos rieles tendidos por el capital extranjero son “una inmensa tela de araña metálica donde está aprisionada la República”. Es a través del ferrocarril que nuestra economía se organiza colonialmente para entregar riqueza barata en el puerto de Buenos Aires a los barcos ingleses y es a través del ferrocarril, con sus tarifas parabólicas, que el imperialismo destruye todo intento industrial en el interior, asegurando así la colocación de la cara mercadería importada.

Por esos años, Scalabrini Ortiz se sumerge en la historia nefasta de esos ferrocarriles y paso a paso desnuda la verdad: que los ingleses trajeron capitales ínfimos, que aguaron esos capitales a través de revaluaciones contables dirigidas a inflar los beneficios, concedidos como porcentajes fijos sobre el capital, que quebraron todo intento de comunicación interna que no fuese a dar a Buenos Aires, que subieron y bajaron las tarifas, según sus conveniencias, para boicotear alas industrias nacionales que compitiesen con la mercadería traída de Londres, que obtuvieron miles de hectáreas de regalo junto a las vías, que no cumplieron función de fomento alguna en las provincias pobres, que hundieron unos pueblos y levantaron otros torciendo el trazado de las líneas según sus intereses y los de sus socios: lo oligarcas.

Allí reside, sostiene Scalabrini, el verdadero cáncer de nuestra soberanía y en torno a él han crecido las restantes enfermedades que han terminado por hundirnos: la moneda y el crédito manejado por la banca extranjera, el estancamiento industria, la no explotación de la riqueza minera, ni de la hidroelectricidad, la subordinación a barcos, tranvías y restantes servicios públicos extranjeros, la expoliación de los empréstitos a través del interés compuesto “Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre”,reclaman Scalabrini, Jauretche y sus muchachos de FORJA. Pero el boicot del silencio cae sobre ellos. La superestructura creada por el imperialismo se cierra ahogando a las voces nacionales. Ellos no cejan, sin embargo, y desde las catacumbas van forjando la conciencia nacional. Scalabrini publica en esos años la “Historia de los Ferrocarriles Argentinos” y “Política Británica en el Río de la Plata”.

Cuando se desencadena la Segunda Guerra Mundial y ante la presión aliadófila para que la Argentina envíe tropas al frente, Scalabrini Ortiz vuelve a hacer punta contra el imperialismo, publicando el diario “Reconquista”. Desde allí defiende la neutralidad y lanza esta consigna: “No osdejéis arrastrar a la catástrofe. Si os empujan, subleváos. Muramos por la libertad de la Patria y no al servicio de los patrones extranjeros”. Así convoca a la Segunda Independencia.

Jaqueado por todas las fuerzas de la Argentina ainglesada, “Reconquista” logra vivir ton sólo 41 días. Pero subterráneamente, el pensamiento nacional se va infiltrando y despierta ya muchas conciencias dormidas. Y cuando poco después el Grupo de Oficiales Unidos dé el golpe de estado el 4 de junio de1943, alguien recordará que uno de los libros que esos militares consideran texto obligado para su formación política es “La Historia de los Ferrocarriles” de Scalabrini Ortiz.

Poco después lo conoce personalmente a Juan Domingo Perón, a quien ya le sugiere la nacionalización de los ferrocarriles. El 17 de octubre de 1945, Scalabrini Ortiz forma parte de la multitud que irrumpe en nuestra historia para iniciar una Argentina Nueva. Ese día, se convence de que esos hombres, a los que llama “esos de nadie y sin nada”, son los que conducirán al país hacia su nuevo destino: “…. Era el subsuelo de la patria sublevada. Era el cimiento básico de la Nación que asomaba por primera vez en su tosca desnudez original….Eran los hombres que ‘estaban solos y esperaban’, que iniciaban sus tareas de reivindicación”.

Pocos meses después, Perón derrota en las urnas a los viejos partidos representantes de una Argentina que moría irremediablemente. Scalabrini acompaña el proceso de la campaña electoral desde las columnas del diario “Política” y mantiene estrecho contacto con Perón, ya siendo éste presidente. Presenta entonces varios trabajos atinentes a la nacionalización de los ferrocarriles, pero no acepta cargos en el gobierno. Considera que su lugar está en el llano, opinando, fiscalizando, apoyando, pero, después de tantos años de oposición, no se considera un “hombre de construcción”.

Participa así del proceso de la Revolución Nacional y ve caer uno a uno los eslabones de la cadena con que el imperialismo nos sojuzgaba y que él había denunciado sin descanso: los ferrocarriles, los teléfonos, los bancos, la exportación y la importación, el transporte marítimo y el aéreo, los seguros, el gas, etc. Y ve también crecer a ritmo intenso a la industria liviana, asfixiada tantos años por la mercadería importada. Así transcurre esos años estudiando, elaborando ideas.

Una nación económicamente libre, socialmente justa y políticamente soberana deja atrás, como un triste recuerdo, a aquella colonia de los años treinta. Las consignas lanzadas por FORJA, a veces casi con las mismas palabras, son coreados ahora por la multitud.

Pero si bien Perón reconoce en variadas oportunidades, el aporte ideológico de Scalabrini, su gobierno no le brinda el acceso a “los medios” para que difunda su “pedagogía nacional”. La burocracia peronista, por su parte, choca con este místico de la política, contumaz crítico de toda desviación o inconducta. Por ello se retrae dela vida pública y se dedica a plantar álamos en las costas del Paraná.

De esa época afirma: “Hay muchos actos y no de los menos trascendentales de la política interna y externa del Gral. Perón que no serían aprobados por el tribunal de ideas matrices que animaron a mi generación…..En el dinamómetro de la política esas transigencias miden los grados de coacción de todo orden con que actúan las fuerzas extranjeras en el amparo de sus intereses y de sus conveniencias”. Y agrega: “No debemos olvidar en ningún momento- cualesquiera sean las diferencias de apreciación-que las opciones que nos ofrece la vida política argentina son limitadas. No se trata de optar entre el Gral. Perón y el Arcángel San Miguel. Se trata de optar entre el Gral. Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón fortifica a Pinedo, en cuanto él simboliza un régimen político y económico de oprobio y un modo de pensar ajeno y opuesto al pensamiento vivo del país”. Por eso, cuando le proponen participar en un golpe contra el gobierno, rechaza la invitación. Por eso, también, es uno de los primeros en alistarse en la “Resistencia”, en setiembre de 1955, a la caída de Perón.

El golpe militar del 16 de setiembre propicia el retorno oligárquico. Ahora han vuelto los hombres de paja del imperialismo, los mismos del los años treinta.

Otra vez los amigos de los ingleses, otra vez los personeros dela oligarquía, otra vez los pactos claudicantes, de nuevo los bancos privados, los tratados vergonzosos, las devaluaciones para engordar las arcas de los ganaderos. Y de nuevo entonces, piensa Scalabrini, hay que plantear como única y absoluta prioridad: la Revolución Nacional. Todo parece volver hacia el pasado y las ideas de Scalabrini se afirman en su vieja lucha. Desde “El Líder”, “De Frente” y “El Federalista” se constituye en crítico implacable. Cerrados estos periódicos, escribirá desde mediados de 1956 en la revista “Qué”.

La Revolución Nacional, por sobre todo, piensa Scalabrini y así redobla sus esfuerzos para romper el continuismo. Esa posición lo lleva a colaborar con Frondizi y Frigerio entendiendo que debe usar a “Qué” como vocero de sus ideas, más allá de sus diferencias que pueda tener con los teóricos de la burguesía nacional.

Todo el año 1957 Scalabrini ataca semana a semana las medidas retrógradas y pro imperialistas del gobierno. Puede decirse que a través suyo se expresa la Argentina auténtica que se niega a volver al pasado. El 23 de febrero de 1958 el Frente Nacional, que lleva a Frondizi para presidente, aplasta a la reacción en las urnas, pero la entrega del poder es condicionada. Por eso Scalabrini entiende que debe seguir apoyando, aún disintiendo en muchos aspectos, al gobierno frondizista. Por eso también acepta la dirección de la revista “Qué”,convertida ahora en revista oficialista.

Durante poco tiempo, sin embargo, permanece en su dirección (menos de tres meses). La publicación de los contratos petroleros en los últimos días de julio de 1958,lo decide a renunciar. Escribe entonces un artículo titulado “Aplicar al petróleo la experiencia ferroviaria” y deja constancia de su disentimiento con los contratos, en especial con lo pactado con la Banca Loeb. No desea, sin embargo, romper frontalmente con el gobierno cuando éste se encuentra jaqueado por los gorilas y prefiere irse calladamente. Por otra parte, ya está preso de un cáncer que lo llevará a la muerte pocos meses después.

Desde esa separación, Scalabrini Ortiz ya no actúa públicamente pero sus amigos y sus familiares saben que una tristeza lo domina por la traición del frondizismo. El 31 de diciembre de 1958, Frondizi anuncia la adhesión de la Argentina al Fondo Monetario Internacional (FMI) y en enero de 1959 se abraza con los banqueros de Wall Street; mientras los tanques derrumban las verjas del Frigorífico Municipal (en la ciudad de Buenos Aires) para sofocar a los obreros en huelga. Pero Scalabrini, ya nada puede decir: está vencido por la enfermedad y después de un período de postración, fallece el 30 de mayo de 1959.

En el cementerio, Jauretche recuerda que Scalabrini fue el maestro, el que les permitió pasar del antiimperialismo abstracto al antiimperialismo concreto, descubriendo la verdadera realidad argentina, como paso previo al intento de transformarla. Por eso concluye su despedida con estas palabras: “Raúl Scalabrini Ortiz …..Tú sabes que somos vencedores… vencedores en esta conciencia definitiva que los argentinos han tomado delo argentino. Por eso hemos venido, más que a despedirte, a decirte: ¡Gracias, Hermano!”

——————–

Siempre agradecido a la fuente. Ser Argentino y honesto.

http://www.discepolo.org.ar/node/6

De Vietnam a Irak y demas guerras, muertos vivientes (de terror)

Según un grupo de veteranos, expertos en combate de contrainsurgencia, que asesoran al comandante militar estadounidense en Irak, general David Petraeus, a EEUU le quedan seis meses para “ganar la guerra” en Irak, de lo contrario deberá enfrentar un colapso como el de Vietnam. Pero ese no es el único problema que enfrentan las tropas ocupantes.

En la mirada atenta de los expertos, al genocidio militar de la conquista de Irak se le suma otra masacre -aún no estudiada- y cuyas consecuencias ya están a la vista- conformada por los emergentes psicológicos de la ocupación imperialista en los propios soldados que la ejecutan.

 


Un cuarto (25%) de los militares veteranos estadounidenses bajo tratamiento médico cuando vuelven de Irak y Afganistán sufren algún tipo de problema de salud mental, según investigaciones del Gobierno estadounidense citadas por la BBC.
El estudio, publicado en Archives of Internal Medicine, se realizó a partir de una muestra de 103.788 militares ingresados en centros de salud para veteranos entre 2001 y 2005.
El diagnóstico más frecuente era el de desorden de estrés postraumático, aunque también se detectaron problemas de ansiedad, depresión y consumo de drogas o medicamentos.
Los soldados con más riesgo de sufrir algún trastorno son los que tienen entre 18 y 24 años, lo que puede explicarse porque son los que más posibilidades tienen de estar en primera línea.
El estudio, como señala el medio británico, se realizó sobre personas que ya estaban bajo tratamiento, y por tanto no son extrapolables al Ejército en general.
De los soldados que regresan del frente, sólo un de cada tres hace uso de los servicios médicos a los que tienen derecho por su condición de militar.

Síndrome Vietnam

La locura sangrienta que azota a Irak (un “manicomio en el infierno”, como dicen algunos corresponsales) no es un fenómeno únicamente atribuible al espectáculo de la muerte diaria con ataques y atentados, sino que tiene otra expresión más oculta en el desarreglo mental de los soldados ocupantes que cada vez más frecuentemente protagonizan masacres de civiles que son silenciadas por el Pentágono.

Medios, políticos y analistas estadounidenses comienzan a parangonar las matanzas y violaciones de los derechos humanos de los actuales marines en Irak , con lo sucedido en Vietnam, en la década del setenta, donde el ejército norteamericano, derrotado, decadente, y con sus soldados afectados por la corrupción, la locura y las drogas, debió retirarse vergonzosamente del país ocupado.

Sumados a la matanza de Haditha, donde los marines masacraron a 24 civiles -entre ellos niños y mujeres- luego de la mmuerte de un compañero, otros casos denunciados en los últimos dos años sacuden a la Casa Blanca y la ponen ante un nuevo escándalo, que, según un senador norteamericano, podría superar al caso de abusos a prisioneros en la cárcel de Abu Ghraib.

Según el diario The New York Times, como en Vietnam muchos marines sufren profundas enfermedades psiquiátricas después de servir en Irak, según un documento de la Marina de EEUU obtenido por la Unión Americana de Libertades Civiles.
El documento señala que algunos marines relataron cómo habían matado a soldados iraquíes en combate o habían apuñalado a iraquíes que se hallaban en el suelo, con el fin de asegurarse de que estaban muertos. Algunos de ellos fueron apuñalados hasta 28 veces.
El estudio demuestra que “uno de cada seis soldados norteamericanos tiene síntomas de aguda ansiedad, fuerte depresión o desorden de estrés postraumático, una proporción que, según algunos expertos, podría aumentar eventualmente hasta uno de cada tres, la tasa que fue hallada entre los veteranos del Vietnam.
Estos problemas psicológicos han incrementado la tasa de suicidios entre los marines norteamericanos, que ha alcanzado su nivel más alto de los pasados cinco años.
A la carnicería de Haditha, y otras matanzas indiscriminadas de civiles en Irak por parte de los marines, que se fueron sumando, está levantando una ola de indignación social y política en EEUU y pone nuevamente a la administración de George W, Bush frente al tan temido -y anunciado- “síndrome Vietnam”.
El documento señala que algunos marines relataron cómo habían matado a soldados iraquíes en combate o habían apuñalado a iraquíes que se hallaban en el suelo, con el fin de asegurarse de que estaban muertos. Algunos de ellos fueron apuñalados hasta 28 veces.
Según The New York Times, el estudio demuestra que “uno de cada seis soldados norteamericanos tiene síntomas de aguda ansiedad, fuerte depresión o desorden de estrés postraumático, una proporción que, según algunos expertos, podría aumentar eventualmente hasta uno de cada tres, la tasa que fue hallada entre los veteranos del Vietnam”.

Nota de Fernet Cartman´s:

Sabemos que manos desocupadas no habrá, un nuevo frente , una nueva fuente laboral se ofrece a estos combatientes, 7 bases en Colombia lo ratifican….

Que tu y yo estamos locos Chavez?!?!  Figurate…