La Argentina se repite. Postales historicas. Hoy; los dias despues de Caseros.

sar

“Palermo de San Benito, febrero 4 de 1852” Embriagado de alegría y satisfacción por el lugar que ocupan ahora el dictador, “asilado en la casa de Mr. Robert Gore, encargado de negocios por la corona britanica (S.M.B) y la vencedora civilización, Sarmiento el boletinero del “Ejercito Grande” deambula por el campo de batalla del 3 de febrero. Llegando a Santos Lugares divisa a Mitre y ambos se funden en un abrazo. Escribe sobre aquel gesto Sarmiento “en nombre de esta patria que habíamos conquistado” (sic) “esperando el día siguiente para lanzarnos adelante en aquel ancho camino que habíamos abierto a cañonazos”.  La Civilización acaecía derrotando a la barbarie, recién comenzaban con su civilizadora conquista…

palrosa

Sigue Sarmiento; “ la misteriosa mansión de Rosas notable ya a la distancia por la ficticia profusión de simulacros de chimeneas que coronaban el edificio ()en la noche fui a Palermo, tome papel de la mesa de Rosas y una de sus plumas y escribí cuatro palabras a mis amigos de Chile (sic)” no le escribe a sus coterráneos, le escribe a aquellos que por años lo cobijaron y lo tuvieron como el mas chilenos de los argentinos alentando todo conflicto territorial a favor del país trasandino, Sarmiento cuando escribe sangra por una herida provocada por su particular prisma de proscrito. Odia todo lo que tenga que ver con el terruño, el futuro país esta para aprender de Europa, esa es la patria educada que espera ser la Argentina culta y civilizada de Sarmiento.

bat caseros

Como en el 89 y el 2001, para no irnos tan lejos, la ciudad estaba acéfala, Bs As no tenia autoridad alguna, la batalla termino cerca de las diez de la mañana la primer derrota la sufre la caballería rosista, luego de resistir un poco mas caen; la artillería y la infantería. Hacia el medio día los dispersos, que no se sabían bien de que bando eran, pues los dos visten iguales, llegan a la ciudad. El 3 y el 4 de febrero se recordara por los saqueos constantes que sufren los comercios y casas (cualquier coincidencia con el 20 y 21 de diciembre de 2001 es pura realidad) tanto Rosas y Urquiza se habían olvidado de la población civil y el general Mansilla que cuando Rosas estaba de campaña era el encargado de la Ciudad, no podía influir en ninguna decisión, el Gobernador había huido en una ballenera francesa y de allí trasbordo con sus hijos Juan Manuel y Manuelita al “Locust” barco de bandera británica que lo depositaria en las islas. El cuñado de Rosas se encontraba derrotado, con Urquiza y unitarios al degüello de sus enemigos. Cualquier imagen de helicóptero que se mezcle con el barco es puro déjà vu.

Por la tarde, mientras se oía las salva de los buques brasileros festejando la victoria (sic) de los aliados, comenzaba el saqueo más agudo que se profundizaría por la noche de ese caluroso día de febrero donde el viento norte enardecía más a los saqueadores. Sumados luego todos los convictos que con el desbande producido por  la victoria del “Ejercito Grande” habían quedado con armas y hasta uniformes de los policías y guardiacárceles. El panorama era catastrófico, la civilización penetraba en Bs As, vaya paradoja, en forma de barbarie. En una crónica de la época se puede apreciar la descripción de los presos: “Aquellos que sin esperarlo dejaban el calabozos para verse en libertad, con paso acelerado caminaban, dirigiendo miradas de desconfianza a uno y a otro lado como si temiesen a ser detenidos y encerrados nuevamente; parecía que la musculación de sus rostros lívidos se hubiese entumecido pues ninguno expresaba la mas leve sonrisa ni emoción alguna…”

 

Por otro lado los milicianos practicaban las misma tareas, pateaban puertas de pulperías, robaban vasos, dulces, alcohol, platería de los cajones, plata. Muebles y pianos eran llevados a casas de candombe por los alegres ganadores. ¿Dónde estaba la autoridad? Mansilla había liberado a sus milicias diciéndoles: “ Ahora cada uno haga por si lo que pueda”. Luego el cuñado, se embarcaría rumbo a Europa.

 

Pero hubo gente que se quedo y organizo la defensa de la ciudad, Mariano Billinghurst, el coronel Antonio Somellera. Billinghurst arengo a los vecinos desde la Pirámide de Mayo a defender “ nuestra vida, nuestros intereses y el honor de nuestras familias”. Los empleados y dueños de la tienda fueron los primeros en armarse con bastones, sables y estoques. Para el 4 de febrero el calor comenzó a mermar, la caballería al mando de Lista hizo su ingreso en la plaza, se supo que Don Vicente López estaba ya en Palermo, haciéndose cargo transitoriamente. Por fin la educación, la buenas costumbres y la civilización había llegado al paraje del sangriento dictador.

 

Ya instalado en el Fuerte el anciano López se refresca con un vaso de agua de panal (refresco de almíbar, limón, clara de huevo que endulza y “purifica” el agua)

Cuando recibe la orden de Urquiza, ley marcial para todos aquellos que se los encontrara robando. Fusilamiento. El dolor se apodero del anciano, el vaso quedo casi intacto sobre la mesa. Camino mirando hacia abajo, y el bando se dio a conocer a la tarde. Le Predour lo denomino “sistema infalible” para terminar con los asaltos…

batalla

Bueno con Uds., la primer acción del nuevo provisorio gobierno, los presos fueron llevados a la cárcel vecina a la Plaza (no hago ninguna referencia de como fue que sabían cuales eran presos y cuales no, seria obvio advertir que se trato de una casa de brujas) donde se los  sumariaba, un grupo de negros se encargaban de los ajusticiamientos. Arroyos de sangre corrían por el vertedero de la cárcel, los transeúntes escucharon las descargas toda la tarde de aquel día  en la Plaza Mayor, el espectáculo culminaba con la humareda de los asados que devoraban los hombres del regimiento de Lista que acampaban allí. Entre risas y hambre saciado después de tres días, animales robados eran los sacrificios carnicos del 4 de febrero, primer día de la civilización.

 

NI VENCEDORES NI VENCIDOS.

Para Sarmiento la casa de Rosas en  Palermo también es despreciable, colocada “entre dos callejuelas como la esquina del pulpero de Bs As, sin un prado ingles adelante. La cocina que es un ramadon esta a la parte de la entrada principal para que las reminiscencias de la estancia estuviesen mas cerca…” Asimismo se enerva cuando se da cuenta que la habitación de Manuelita no tiene al lado otra pieza para que una criada duerma cerca de ella.

Lo indigna este hecho; por las manos de esta persona había pasado, suyos o del estado, mas de cien millones de pesos fuertes en veinte años y vivía en una simplicidad rayana a lo bárbaro…

urquiza

Urquiza instalado en la casa del gobernador pronuncia el lema  “ni vencedores ni vencidos” con que antecede a una de las jornadas más sangrientas de los días después de la batalla del Monte Caseros. Cuatro escuadrones de caballería se sublevan contra su jefe en el Espinillo, el coronel Aquino, dándole muerte. Se dirigieron pronto pues a unirse a las huestes de Rosas. Después de la victoria el entrerriano condena a todo el batallón Aquino sin juicio previo a la muerte. Los visitantes de Palermo podían ver hecho cadáveres la orden de Justo José, colgados de los árboles decenas  de victimas flameaban. Como no vale la pena aclarar, lo mismo que paso con los presos ocurrió aquí, pues sobraba una simple acusación de un prisionero para que se mate a un soldado.

Martiniano Chilavert, héroe de la batalla de Ituzaingo, ultimado a bayonetazos y descargas, unitario gallardo que se negó a pelear contra su patria junto a una intervención extranjera (la de Brasil contra el que lucho y venció), fue encontrado tirado en la calle principal de la quinta por Cesar Díaz. Otra orden de don Justo José…

 

Urquiza es el primer prócer con un campo de concentración propio, compuesto por 8.000 a 10.000 personas pertenecientes a la infantería de Rosas todos de bagaje humilde, hacinados en campamentos fuera de la ciudad, , esto es denunciado por Sarmiento, a nada del triunfo como aliado ya se transforma en el enemigo numero uno de Urquiza, cría cuervos…

 

El final de Caseros fue el desfile a la “Romana” de las tropas y sus generales, cuenta las crónicas que las fuerzas brasileras tenían un poco de pesar por el recibimiento, estaban seguros que serian reprobados, por viejas heridas de guerras. Ellos las sanarían con el paseo de su bandera y estandarte por Bs As vengando así esa derrota humillante que le había propinado el ejercito argentino en Ituzaingo. Fueron aplaudidos a rabiar por las familias porteñas unitarias. Cuentan que esta actitud sin rencores y agradecimiento fue por el derrocamiento del tirano y el no cariño a Urquiza, argentinos y federales ambos, que no simpatizaban con nuestros actuales hermanos del Mercosur, para un argentino nada mejor que… un extranjero por supuesto.

2 comentarios en “La Argentina se repite. Postales historicas. Hoy; los dias despues de Caseros.

  1. Me impresiona esa foto de Urquiza, se parece a Reuteman… Su crónica es espelusnante, llena de analogías y paralogismos. Mirada crítica que problematiza nuestro presente desde una mirada al pasado. Un trabajo digno de Editorial.
    Mis saludos.
    Su amigo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s